Así abrimos el círculo… infinito…

Pues sí!! Con la llegada de este 2018 recién estrenado, queremos dar la bienvenida a los proyectos venideros, a todas las experiencias que viviremos, sin quitar ni una sola, ni siquiera las menos buenas porque también éstas nos abrirán la puerta a conocernos mejor, a aprender a adaptarnos con naturalidad sin negar nuestra forma de sentir y, por ende, a ser más certeras en las tomas de decisiones, elecciones, nuestras relaciones… No podía ser de otra manera!

Aunque siempre que dejamos atrás una etapa, parece que nos sale innato hacer balance de lo ocurrido: lo que encontramos y lo que perdimos, las ilusiones y alegrías, la tristeza y la desesperanza, lo que quedó por hacer, el listón de nuevas intenciones, cuáles son nuestras metas presentes y cómo nos sentimos…

¡Nuestro balance es muy positivo! Nuevos proyectos, nuevos aprendizajes, descubrimientos, desafíos personales muy enriquecedores… en fin, por todo eso no queríamos abrir este nuevo círculo de nuestra vida sin despedirnos del anterior, con sus luces y sus sombras porque al fin y al cabo, así es la vida real!!

Os deseamos un feliz nuevo rumbo a nuevas experiencias, agradables reuniones con amigos en torno a una mesa saludable, repleta de detalles con alma… jajaja perdonad pero se nos ve el plumero!!! Y que sigáis disfrutando de lo que vayamos preparando!!