Diseño sostenible

Que la naturaleza es sabia es algo que estamos acostumbrados a oír desde pequeños, pero… ¿lo tenemos integrado realmente en nuestra forma de ser y actuar?

Quizá algunos aún no, en una sociedad en constante evolución tecnológica. Otros poco a poco vamos valorando y descubriendo las lecciones de vida que nos ofrece continuamente; como María, la chica de las alfombras, quien desde luego ha sabido apreciar los valores, el esfuerzo y el compromiso de las mujeres andinas que tejen sus frazadas o mantas a lo largo de la cordillera de los Andes, en países como Chile, Bolivia o Perú.

Fue precisamente en Chile donde María tuvo la oportunidad de residir durante unos años con su familia y donde, a través de viajes a la cordillera descubrió estas creaciones impregnadas de naturaleza pura, pues todo el proceso de elaboración de estas mantas es absolutamente natural, de principio a fin. Y es que estas trabajadoras incansables pasan la vida entre telares, hilando, con sus manos -castigadas por las inclemencias del tiempo-, la lana procedente de sus rebaños de ovejas, llamas o alpacas. Incluso los tintes que emplean para conseguir esos llamativos tonos tan característicos proceden de pigmentos vegetales y animales… 100% orgánicos.

Así, de la fascinación de María por el trabajo de estas mujeres nace su proyecto profesional Alfombras Étnicas.

Nosotras la seguíamos en sus redes y nos encantaba la naturalidad que reflejaban sus posts. Un día decidimos llamarla e ir a visitarla y así lo hicimos. Entonces pudimos comprobar que esta naturalidad era aún más arrolladora en persona. Nos contó con detalle lo que os acabamos de mencionar, entre continuas sonrisas, anécdotas personales y una pequeña de tres años dejándose ver a ratos, con un espíritu comercial increíble ejerciendo de vendedora junto a su madre! María: ya tienes heredera de tu negocio!!! ;))

Esta joven emprendedora, mamá de tres niños, desde el respeto profundo hacia estas artesanas transforma con mucho gusto estas frazadas en vistosas alfombras, cojines, cabeceros y otros complementos, cargados de optimismo y vitalidad, cualidades que nos encantan!

¡¡ Felicidades María por fusionar con esmerado cuidado y sensibilidad, tradición y diseño contemporáneo; pasado y presente!! El resultado: piezas únicas de gran calidad, cargadas de identidad emocional, con alma solidaria, y que atrapan desde el primer momento!!

Nosotras sólo podemos decir que valoramos mucho “todo lo que se ve y lo que no se ve” de tu trabajo, tu espíritu, así que encantadas de conocerte y confiamos poder incorporarlas en nuestros proyectos.

¡¡Muchas gracias por tu espontaneidad y generosidad. Y… que sigan lloviendo los éxitos!!